Carta para Higuaín, el rompecorazones de Nápoles

El fútbol desborda pasiones, despierta ilusiones y también frustraciones. En este caso nos ha dejado una carta de desamor, autoría de Daniele Decibel Bellini, la voz oficial del S.S.C. Napoli en el estadio San Paolo del sur de Italia; quien hizo pública una misiva en torno al traspaso del jugador argentino Gonzalo Higuaín para el club Juventus de Turín. Como si no bastara el revuelo mediático por el costo del fichaje, de 90 millones de Euros y etiquetado de “excesivo” para algunos, también se pone en el tapete el comportamiento “nómada” de algunos futbolistas que no se comprometen a largo plazo con los colores del club que representan. “No puedo negar que celebré y casi llore de felicidad -por Higuaín- y tampoco puedo negar que lo que escucho y leo no me decepciona, pero siempre lo he dicho: la fortaleza del Napoli está en los aficionados”, reflexiona Decibel Bellini en torno a la fanaticada que se esperanzaba en revivir las viejas glorias que logró el astro argentino Diego Armando Maradona en la década del 80.

A continuación la carta: bqaemyucuaawezs

“Cuando era niño, normalmente me enamoraba de la niñas más bonitas de la escuela. Era bajo y no era guapo, así que, al final, pese a mis cartas de amor y disponibilidad para cargar sus mochilas, no llegaba a ningún lugar.

Hoy, he cambiado y me enamoré de Vale, que me ama también, y con quien casi tengo dos hijos (lo digo así porque Lorenzo llega hasta septiembre).

¿Cuándo me enamoré y el sentimiento no fue recíproco me sentí lastimado? Sí. ¿Cuándo la chica a la que amaba me ignoró le dije a alguien que, de todos modos, no estaba tan interesado en ella? También.

¿Por qué digo esto? Porque a veces nos enamoramos (yo el primero) de alguien o algo que, simplemente, no quiere ser amado. Quizá puedes pasar una buena tarde juntos o un par de temporadas, pero sin amor. Dar y recibir, les llaman profesionales.

No puedo negar que celebré y casi llore de felicidad -por Higuaín- y tampoco puedo negar que lo que escucho y leo no me decepciona, pero siempre lo he dicho: la fortaleza del Napoli está en los aficionados.

Hemos caído y nos hemos levantado tantas veces… En nuestro vocabulario no decimos ‘trabajo’ decimos ‘lucha’. Estamos acostumbrados al sufrimiento.

Los campeones vienen y van, pero los aficionados en las tribunas con sus camisetas, azul como el cielo, estarán ahí por siempre”.

Anuncios

Gianluigi Buffon dedica carta de amor a la portería que defiende

Es novedad en las páginas de noticias deportivas, de información general y curiosidades, la carta de amor que el arquero de la selección de Italia y Juventus, Gianluigi Buffon (38 años), escribió a la portería que durante más de 25 años ha defendido en los mejores escenarios del balompié. La misiva pone en manifiesto una cualidad de escritura que no le conocíamos al prolífico guardameta, campeón del Mundo en Alemania 2006, tras adjudicarse el pasado fin de semana el record de más tiempo sin recibir goles en el Calcio de Italia, al llegar a los 973 minutos, desplazando la marca de Sebastiano Rossi con el AC Milan en la temporada 1993-1994. El insigne #1 de la ‘Vecchia Signora’ manifestó su alegría a fanáticos y amigos por Redes Sociales y reseñó este homenaje de letras a su compañera de inolvidables victorias y amargas derrotas: La portería.

A continuación la carta:

Tenía 12 años cuando te di la espalda. Renegué de mi pasado para asegurar tu futuro. Una decisión de corazón. Una decisión de instinto. El mismo día que dejé de mirarte a la cara, sin embargo empecé a amarte. A protegerte. A ser tu primer y último instrumento de defensa. Me prometí a mí mismo hacer todo lo posible para no cruzarme con tu mirada. O para hacerlo lo menos posible.

Pero cada ocasión fue un sufrimiento, debía darme la vuelta para entender que te había desilusionado. Todavía. Todavía. Una vez más.

Siempre hemos sido opuestos y complementarios, como la Luna y el Sol. Condenados a vivir uno al lado del otro, pero sin acariciarnos. Compañeros de vida a quienes se niega el contacto.

Hace más de 25 años hice mis votos: juré protegerte y guardarte. He sido el escudo contra tus enemigos. Siempre he pensado en tu bien, anteponiéndolo al mío. Y todas las veces que me he girado a mirarte intenté sostener tu decepción con la cabeza alta pero sintiéndome en parte culpable.

Tenía 12 años cuando le di la espalda a la portería. Y continuaré haciéndolo. Mientras las piernas, la cabeza y el corazón aguanten.

“Ojalá que Messi lea mi carta”

Si bien la mayoría de las publicaciones de Cartearte se basan en amores, desamores, curiosidades y algunos soliloquios platónicos; esta vez nos animamos por compartir una carta que deriva de la admiración al astro del fútbol argentino, también delantero del F.C. Barcelona, Lio Messi. La redacción corresponde a un coterráneo suyo de nombre Bruno Paisio, quien contó con el apoyo del periodista Osvaldo Pepe para publicar recientemente su misiva en el prestigioso diario El Clarín. En sus líneas el joven reconoce el testimonio viviente de superación que ha sido el 10 argentino, a quien considera un motivo de inspiración. Su sueño, además de transformar al mundo con pequeñas acciones, es conocer a Lio, petición a la que abona esfuerzos con esta carta, aspirando que llegue antes sus ojos. Suerte le deseamos a este fanático por aferrarse a su sueño y dejarlo por escrito.

 

A continuación la carta:

Tengo el sueño de conocer personalmente a Lionel Messi y nadie me ayuda a cumplirlo. Algo es seguro: nadie es capaz de ponerse en mi lugar. ¿Qué saben de las veces que me encerré en mi habitación y lloré al enterarme que alguna vez se puso en duda la continuidad de Lio en la Selección, por ejemplo? ¿O cuando lo culparon por no coronarse en el Mundial ni en la Copa América? ¿O acaso la guerra la gana un sólo soldado?

En este momento, no me importa  tener lo que un joven de mi edad generalmente anhela. Un auto, dinero para salir el sábado con amigos, el amor de una chica. La verdad es que a mí me alcanza con esperar los fines de semana para verlo jugar a Lio: eso me hace la persona más feliz de este planeta. Por eso sufrí como propia aquella lesión que lo alejó un tiempo de las canchas y me alegró tanto su quinto Balón de Oro.

Y este presente por el que atraviesa.  He escuchado que a los sueños se los debe perseguir, pero a veces dudo. De tanto pensar en que pueda conocerlo, no logro aportar un granito de arena para llevar a cabo esa ilusión tan grande de estar cara a cara con él. Por todo eso, por lo que él me inspira es que me decidí a escribir estas palabras. Podría hablar de muchas cosas más, pero hay algo que me preocupa como ser humano y son las personas. A veces me siento rodeado de gente conformista. Parece ser que las personas se olvidaron de soñar, les alcanza con llegar a fin de mes y tener su montoncito de dinero para comprar sus “cositas”… ¿Por qué será que tenemos esa mala costumbre de ponernos límites y conformarnos con poco? ¿Qué sería de este mundo si las personas se atrevieran a soñar en gigante? Imagínese si los demás tuvieran el poder de superación que tuvo Lio de niño, que su falta de crecimiento no le impidió convertirse en el mejor… Muchas veces nos ponemos excusas, pero él no las tuvo ni las buscó jamás. ¡Simplemente, decidió ser quien es!

Llevo en mi piel lo que me hace ser la persona más feliz y soñadora del mundo. Es un tatuaje con la imagen del más grande futbolista de la historia. Para que me lo graben en mi piel insumí cinco horas corridas, el dolor fue lo de menos: me ponía contento el hecho de que llevaría marcado en mi cuerpo a quien quiero tanto en mi vida.

También quiero decirles que estoy embarcado en un proyecto solidario dedicado a Lio, ya que fue la persona que me inspiró a realizarlo. Mi proyecto lleva como nombre “Arte solidaria” y tiene como objetivo no sólo el hecho de llevar un dibujo a las personas, sino también compartir momentos, escuchar sus historias y, por sobre todo, motivarlas a que luchen por sus sueños. Nada de esto hubiera sido posible si no fuera por Lio, ya que él fue quien me motivó a llevar a cabo la idea de procurar cambiar el mundo con pequeñas y a la vez grandes acciones.

Necesito que alguien me diga cuál es el precio para que este sueño se vuelva realidad. Estoy dispuesto a lo que sea, a ir donde sea, todo por cumplir esto que tanto anhelo en mi vida. Quiero formar parte de aquellas personas que tuvieron la oportunidad y privilegio de tenerlo cara a cara y agradecerle todo lo que hizo por mí, sin ni siquiera saberlo.

Desde ya, muchísimas gracias a Clarín y a todos por tomarse el tiempo de leer mis palabras. Ojalá le lleguen a Lío. ¡Lo agradezco de todo corazón!