Cartas y cuatro canciones de un amor dividido por el Muro de Berlín

Él de Estados Unidos y ella de Alemania. Robert Bans y Julia Braun, dos nombres, una pareja, de la que por ahora solo queda rastro en letras. Cartas de amor y un casete con cuatro canciones, autoría de Robert, fueron encontrados a principio de 2016 bajo el piso de una antigua buhardilla de Berlín. Es así como sale a la luz este amor en tiempos del Muro y cuyos documentos más recientes datan de 1975.  

Sorprendente historia de un amor truncado. Robert, de quien se presume según las cartas fue periodista estadounidense (también pudo ser un espía, aunque no hay documentos de su existencia); demuestra su preocupación por la división de la capital alemana en sus zonas Este (República Democrática Alemana) y Oeste (República Federal Alemana).

“Querida Julia. Te escribo estas líneas después de conocer las últimas noticias acerca de la situación política en Berlín Este. La vida parece estar poniéndose más y más difícil por allí. ¿Cómo van los suministros de comida en la zona? Espero que puedas mantener los contactos que dan alimentos a ti y a tu familia…”.

cassete-berlin-kujc-620x349abc

En las misivas Robert le cuenta a Julia de su trabajo en Berlín Oeste, detallando que estuvo cubriendo información internacional y que estaba muy enterado de lo que ocurría del otro lado del Muro. “Mi mayor deseo es poder estar allí contigo para apoyarte.

Sobre las canciones

El portal informativo de ABC ofrece una extensa nota sobre el hallazgo musical de la cinta de Bans. “Grabada un mes antes del envío de la última carta, contiene cuatro canciones registradas en estudio profesional y con banda de acompañamiento en las que puede identificarse a un cantautor soberbio, de voz penetrante y cercana y con un formidable don para la composición. Demasiado bueno para no haber trascendido”, detalla la noticia de ABC.

Sobre el material se hizo un trabajo de limpieza y masterización, además de un proceso de verificación, que no arrojó resultados sobre Bans. “Por su concepción musical, los temas suponen una anomalía cronológica en la evolución estilística de los «songwriters» anglosajones”, expone la nota.

“Casi se podría decir aquello de «suena muy noventas». Reconfirmada su autenticidad al tener acceso a los audios originales, completamente vetustos y desgastados, llega el siguiente paso: localizar esos temas a través de identificadores como Shazam, y buceando hasta la extenuación en Internet. Nada de nada”.

Para escuchar las cuatro canciones hacer clic aquí.

En un mercadillo de Turín se venden cartas de amor antiguas a €1

Entusiasmo nos despertó la noticia de una señora de más de 60 años que vende cartas de amor en el mercadillo ‘Balon’ de Turín, en Italia. La novedad ha captado la atención de personas de diversas edades, curiosos y coleccionistas; también de medios de comunicación digitales que hacen eco de la novedad, en especial por el costo que tiene a cada una de las misivas: €1.

“Estamos especializados en el coleccionismo de cartas: álbumes de cromos, libros antiguos, billetes y cartas. Éstas nos llegan de viejas librerías compradas en bloque, de áticos de los abuelos o de archivos familiares salvados de ir a un vertedero”, explica Catherine, la mujer que vende las cartas, según fue reseñado por el diario italiano ‘La Stampa’.

Un ejemplo es la carta enviada por una dama llamada Rina a su amado sargento durante la Segunda Guerra mundial en 1943:

“Mi Pil queridísimo: Te he esperado hoy con ansia, te esperaré mañana y siempre. Cuando vengas, seré muy feliz, tanto que deseo que ese momento sea lo más pronto posible”.

Desde cartas de soldados en el frente, de inmigrantes que inician nuevos viajes hasta de compañeros de colegio se pueden encontrar en el puesto de Catherine. La vendedora comenzó con esta venta hace una decena de años y asegura que “tienen una gran demanda”.

Sus cartas salen de áticos de abuelas, de bibliotecas antiguas e, incluso, de archivos familiares guardados en vertederos. Personas de todas las edades se han interesado por este producto escrito y de antaño que rememora la comunicación antes del auge del Internet. 

Algunos ofrecen grandes cantidades de dinero por todas las cartas que Catherine ha rechazado porque “prefiero vender una cada vez. No pasará de moda”.

Leonard Cohen despide a su Marianne a través de una carta

El ilustre intérprete y poeta canadiense Leonard Cohen, compositor de famosas y versionadas canciones de la cultura pop como Hallelujah y Everybody knows; despidió con una carta al amor de su juventud Marianne Ilhen, de nacionalidad noruega y quien fue la musa de su tema So long Marianne.

A sus 81 años, Marianne se despidió de este mundo en un hospital de Oslo y solo algunas semanas después de ser diagnosticada con leucemia. Cuando el intérprete se enteró de la recaída de la mujer que conoció hace casi seis décadas en la isla griega de Hidra, frente al mar Egeo, envió una carta que parafraseada planteaba lo siguiente:

“Bien, Marianne, hemos llegado a este tiempo en que somos tan viejos que nuestros cuerpos se caen a pedazos; pienso que te seguiré muy pronto. Que sepas que estoy tan cerca de ti que, si extiendes tu mano, creo que podrás tocar la mía. Ya sabes que siempre te he amado por tu belleza y tu sabiduría pero no necesito extenderme sobre eso ya que tú lo sabes todo. Solo quiero desearte un buen viaje. Adiós, vieja amiga. Todo el amor, te veré por el camino.”

lkc-marianne-axel-hydra-1960

Aunque no estuvo a su lado, Marianne recibió la carta y la pudo leer en plena consciencia, así lo explicó el realizador noruego Jan Christian Mollestad que la acompañó hasta el final.

En Hidra (lugar que acogió una comunidad internacional de artistas y bohemios en la década del 60) Marianne fue abandonada por su esposo, el escritor Axel Jensen, con quien tuvo un hijo. De esa ruptura surgió el acercamiento con Cohen, que derivó en una relación de siete años, con altibajos y llevada por temporadas a Montreal y Nueva York.

Con la noruega a su lado Cohen vivió la evolución de sus destrezas creativas, que en un principio se decantaban por la poesía y luego se abrió camino en la música. El cantante alguna vez dijo que Marianne era la mujer era la mujer más hermosa que había conocido en su vida, que era perfecta.