Fragmento: Quien escribe no sabe dónde está

¿Desde dónde te escribo…? Quisiera que esa respuesta se resumiera a lo tangible, porque bastara con decir que te escribo desde un pequeño estudio junto al patio de mi casa, al igual que la vez primera, hace 10 años. ¿Por qué no sé desde dónde te escribo? Porque entre nosotros los lugares son algo mucho más complejo, puesto que nunca estuvimos aquí, tampoco en tu casa, ciertamente nunca estuvimos juntos en ninguna parte.

El lugar de los dos varía según los ánimos, existe en nuestras mentes y su terreno tiene características duales, donde la presencia coexiste con la ausencia, lo mismo cualquier antagonismo de sensaciones, deseos y recompensas. 

Buscar un lugar desde dónde escribirte casi siempre se ha resumido en identificar mis estados emocionales. Ese juego de desahogo ha dejado muchas líneas y cada vez menos.  Las líneas y las emociones, como todo, tienden a gastarse y a transformarse.

Si reparo en la idea anterior, considero que no te quisiera escribir desde la nostalgia, menos desde la rabia. Y aunque me sienta agradecido, tampoco lo hago desde la gratitud. Lo ideal sería escribir desde la alegría, pero tampoco me siento allí y hablar desde la tristeza sería muy desanimado de mi parte.

Así como vamos no sé desde dónde te escribo. Parece sensato asumir que lo hago desde varias partes. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s