Reflexiones para el sobrino Diego

La llegada de un bebé es motivo de compromiso, no solo para sus padres… también para la familia. Esta carta es autoría de un nuevo colaborador de Cartearte, de nombre Carlos Verde Salinas, quien la escribió para su sobrino Diego, hoy con un año de edad. Carlos es un periodista venezolano con experiencia en impresos, analista de Social Media, crítico del blog Cinéfolos y apasionado redactor de diversos estilos literarios, en los últimos meses bajo la etiqueta #FrasesDelGreen. En esta sensible carta deja surgir la inquietud por las preguntas que pudiera hacerle su sobrino y cómo responderlas, abordando de manera simple el comportamiento humano, la idiosincrasia venezolana y su contexto económico-social. “Yo no creo que todos vayamos al cielo, la gente mala no debería ir porque estando ellos ya no sería el cielo…”.

A continuación la carta:  

¿Por qué la gente aplaude cuando llega la luz? Preguntó mi profesor de antropología en la primera clase hace ya unos cuántos años.

Durante ese tiempo la pregunta me ha dado vueltas en la cabeza y la única respuesta que consigo es que la alegría es la respuesta. Pero él dijo que sólo lo hacen los venezolanos, que no sucede en ninguna parte del mundo. Yo no he estado el tiempo suficiente fuera del país como para que la luz se vaya y vuelva y poderlo comprobar.

Esa y muchas otras preguntas vienen a mi mente porque Diego va a nacer. Sí, en unos meses llegará a este mundo y no quiero ser un tío que no sabe las respuestas a sus preguntas.

¿Por qué el mar es salado, tío?, ¿por qué el cielo es azul?, ¿por qué mi abuelita tiene el pelo blanco?, ¿por qué mi mamá es más bajita si ella es mayor que tú?, ¿por qué no puedo salir a jugar en la noche?, ¿por qué hay gente mala, tío?, ¿todos vamos al cielo, tío?, ¿por qué el niño Jesús no le trajo nada a mi amigo?, ¿por qué vives en otra ciudad, tío?, ¿por qué casi no te veo?

Diego, el mar es salado para que no tomemos el agua y los peces puedan vivir, el cielo no es azul Diego, es una ilusión óptica. Tu abuela tiene el pelo blanco porque es la señal que nos da el cuerpo de las personas para decirnos que saben mucho, que tienen experiencia y que merecen ser escuchados o por lo menos respetados. Tú mamá es más bajita porque no comía vegetales, por eso debes comerlos.

Hay inseguridad en la calle Diego, no debes salir tarde porque la gente mala te puede hacer algo. Y no Diego, no sé porque hay gente mala cuando ya la vida es tan difícil, no sé porque hay quienes insisten en complicarla más. Es más fácil ser bueno Diego, no te desgastas y al final no le deberás nada a nadie.

Yo no creo que todos vayamos al cielo, la gente mala no debería ir porque estando ellos ya no sería el cielo. Lo de tu amigo y el niño Jesús lo sabrás en unos años, lo prometo, la vida te lo dirá. Y vivo en otra ciudad porque a veces la única opción es irte para poder seguir viviendo. Y lo siento Diego, yo no escogí ser el tío que sólo ves una vez al año, quería ser el tío que regaña, que cuida, que ves todos los días, no me quieras menos por eso Diego.

Sí, Diego va a nacer y eso me preocupa, no sé si soy el tío que se merece. De regalo prefiero un libro que una camisa, no sé mucho de deportes y soy malísimo con el video juego.

Creo que es mejor pedir permiso que perdón y cruzo siempre por el rayado. No me parece que haya que aprovecharse del pendejo que sale todos los días a la calle, y usar los controles del gobierno para sacarles provecho es una total contradicción.

Diego va a nacer y yo todavía creo en devolver el vuelto si te dan demás, y en que el arma más valiosa de un ciudadano es el voto.

Es eso lo que puedo enseñarte Diego, no mientas, no tengas miedo de expresar lo que sientes, persigue lo que quieres y edúcate todo lo que puedas, al final eso es lo que nos diferencia de las personas por las que no puedes salir a jugar en las noches.

Diego va a nacer y tristemente siento que mis consejos pierden validez en el país que vivimos dónde cada vez es más malo ser bueno, pero es la única opción de vida que me enseñaron y que él debe aprender.

Diego ya nació, Diego tiene un año, y yo todavía no sé qué responderle cuando me pregunte por qué la gente aplaude cuando llega la luz.

Carlos Verde Salinas

Instagram: @carlosverdesalinas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s