‘Cuídese mucho’ es una carta convertida en arte

¿Te imaginas hacer pública una carta de amor en la que se despiden de ti? ¿Te imaginas compartirla con personas de confianza para decodificar cada línea? ¿Te imaginas convertir el dolor de un desamor en una obra de arte? Todo esto lo hizo posible Sophie Calle, artista francesa que usa como inspiración pasajes de su vida personal. La carta de despedida de un novio, recibida en 2004, es la protagonista de una muestra titulada ‘Cuídese mucho’, que ha girado por el mundo desde 2007 y que estará disponible hasta el 23 de agosto en el Centro Cultural Kirchner de Buenos Aires. En la praxis se trata de un performance donde 107 mujeres, registradas en videos, fotos y textos, le ofrecen a Sophie la interpretación de esa carta que alberga la nostálgica frase: “Me hubiese gustado que las cosas fuesen de otro modo”.

“RCuídese mucho-Sophie Calle foto 1ecibí un mail diciéndome que todo había terminado. No supe qué responder. Era casi como si no hubiera estado dirigido a mí. Terminaba con la frase “cuídese mucho”. Y así lo hice. Le pedí a 107 mujeres, elegidas por su profesión o habilidades, que interpretaran esta carta, que la analizaran, la comentaran, la bailaran, la cantaran, la agotaran”, explica Calle en un video producido por el Museo Tamayo de Arte Contemporáneo de Ciudad de México, espacio donde estuvo el montaje entre octubre de 2014 y febrero de 2015, antes ir a Argentina.

Actrices, cantantes, una criminóloga, su madre, una jugadora de ajedrez y una psiquiatra, entre especialistas de otras disciplinas; desentrañaron el texto. Algunas son famosas, como la cantante Laurie Anderson; la cantante de fado, Misia; y las actrices Jeanne Moreau y Victoria Abril.

En un video Victoria lee la carta sentada en su cama, extrañándose de que el remitente tratara a Sophie de usted…  “¿En la cama también?”, pregunta con picardía. Mientras lee, apoya que el sujeto manifieste no frecuentar a otras mujeres para estar con Sophie,  en no querer convertirla en la cuarta de su lista… hasta que confiesa que ha comenzado a verse con las otras.

A su vez él recuerda que Sophie había planteado algunas reglas en la relación, por ejemplo que el día que dejasen de ser amantes no intentaría volver a verla, ni como amigo. “Al amor no se le ponen condiciones, Sophie. El amor es incondicional, sino no es amor ni es na’…”, dice Victoria.

Ella le dice a la artista que le hace falta una cita y termina sentenciando: “En cualquier caso espero que se te haya roto el amor de tanto usarlo… no te digo más (risas)”.

Entre otros textos está la postura de su madre: “Comparto tu desilusión, pero no sobredramaticemos”, le arroja.

“Si Sophie lo hubiera amado tanto como decía no hubiera convocado a un escuadrón de mujeres para que la ayudaran a superarlo”, opina la escritora Christine Argot.

Sea como sea, según Sophie el efecto terapéutico de la propuesta está en segundo plano respecto a su necesidad de hacer arte. Esa carta siempre será una fotografía de los sentimientos, de un sujeto que se quiso alejar y de una mujer que no supo cómo reaccionar.

Ese “Cuídese mucho” fue una forma elegante de suplantar un “adiós”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s