‘Deberías haberte muerto’ gana Concurso Cartas de Amor en Venezuela

Cartearte es un proyecto que nació en tierras venezolanas, donde desde hace 15 años se ha celebrado el Concurso Cartas de Amor, convertido hoy en una referencia del género epistolar y que genera gran expectativa entre los amantes de las letras. Es por ello que sentimos el compromiso y el honor de compartir la carta ganadora, escrita por la periodista Mariana Gámez (@marianagamez), quien hizo pública una severa misiva a un ex novio, la cual tituló: ‘Deberías haberte muerto’.  

14047_3642_galeriaEl Concurso Cartas de Amor en Venezuela es una producción de OFICA Representaciones y se lleva a cabo con el respaldo de prestigiosas organizaciones, como el Centro Cultura Chacao, circuito radial Éxitos, diario El Nacional y Fundación ICREA. El anunció de los ganadores se celebró hace un par de semanas en el Teatro Chacao de Caracas, en una gala donde se dieron cita 10 finalistas, comprometidos a  leer sus cartas en público. Para saber más del concurso se puede ingresar a: http://concursocartasdeamor.com

El diario El Nacional reseñó una entrevista de la ganadora, bajo el título Mariana Gámez: “Mi sueño es dedicarme a la escritura” , en la que relata que escribió su carta en el aeropuerto El Dorado de Bogotá; mientras esperaba el vuelo que la llevaría de regreso a Sao Paulo, tras intentar salvar una relación amorosa.  La redacción le demoró 15 minutos y revisando Twitter se enteró de la convocatoria del concurso, por lo que se envalentonó a enviar el material.

premiada-Bogota-relacion-Foto-Cortesia_NACIMA20150528_0098_19La entrevista plantea que el aludido, es decir quien debiese haber muerto, es el hermano del
exnovio de su hermana. “Nos conocimos hace dos años, pero al principio no le hice caso. Luego empezamos a hablar y ser más que amigos. Decidimos intentarlo, pero evidentemente tener una relación a distancia es muy complicado”, cuenta Gámez, de 32 años, quien se desempeña como gerente de comunicaciones y relaciones públicas para América Latina de General Electric.

Mariana no pudo viajar a Caracas para leer su carta y fue por ello que su madre, Zuly García, asumió las riendas de la cita en el Centro Cultural Chacao. También fue ella quien le notificó la noticia de ser la ganadora.

A continuación la carta:

Deberías haberte muerto. La gente no debería tener otra forma de irse que morirse, porque cuando alguien se muere se lleva toda la esperanza, todos los sueños y los recuerdos se purifican, como si el acto mismo de abandonar este mundo fuese parte de una santificación. En cambio, te has ido de la forma más cruel que existe: dejando de ser la persona que conocía. Irse así lo deja a uno desarmado porque no existen causales de divorcio que especifiquen que uno puede dejar de amar a alguien porque le cambió la mirada y ahora le importa más el sexo aventurero que los domingos por la mañana. Es un descaro. Si lo piensas bien, morirte habría sido tan elegante, para ti y para mí. Yo podría guardarte luto por tiempo indefinido y nadie andaría apurándome para que siga adelante. Mis amigos comprenderían que no pueda dejar de pensarte y no te tendrían rabia. ¿Comprendes que distinto sería a verte con la sonrisita ridícula de conquistador de barrio y esas ropas que no te sientan bien? Sería muy diferente, querido. Otra gran ventaja es que los muertos no hablan y las palabras que nunca dijeron se recuerdan en tono solemne, investidas de un tono de sabiduría y unicidad. Como si nunca jamás un mejor ser humano hubiese pisado la tierra. El duelo es generoso. Los que se quedan vivos dejando de ser quiénes eran, se convierten en una caricatura triste a la sombra de sí mismos. Es como si el castigo por marcharse fuese perder el don de lenguas y sólo pudiesen decir pendejadas sin sentido. Además andar por ahí vivo es invasivo, porque le roban a uno sus lugares favoritos. Uno pierde el placer de irse a desayunar en el restaurante de siempre o de andar en el parque. Pasamos a ser eternos perseguidos que no sabemos caminar sin mirar sobre el hombro, ni sin ver en todo mundo al que se fue. Realmente tu forma de irte es bastante inconveniente, para los dos. Si en este punto ya has comprendido lo perentorio que era morirte, no vayas a morirte ahora porque seguro lo harías de una forma ridícula, para morirse hay que tener sentido de la oportunidad y bien que te falta. Si algo te queda de vergüenza, por lo menos dedícate a ser miserable y vete desapareciendo. No hagas como el recuerdo tuyo que no sabe sino mejorar cada día. Muérete por lo menos en sentido figurado para que yo encuentre alguna forma de seguir viviendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s