El terreno de la admiración

Tú has sido fuerza para mí, más que el novio que hubiese querido que fueras. Comencé esta carta  sin saber con claridad a dónde me llevaban las líneas. Supongo que caigo en un terreno ya conocido, el de la admiración, aún y cuando parece que estamos hechos para discutir esporádicamente.

Más allá de todo eso, de los malentendidos y las circunstancias, quiero que sepas que siempre te he admirado. Muero por tenerte en mi vida sea de la forma que sea… Te he pensado de mil maneras y al final de los finales, lo único que no he pensado es en tener una vida en la que tú no palpites.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s